jueves, 20 de diciembre de 2012

Los ciegos y el elefante


La enseñanza que traemos para ustedes se llama “Los Ciegos y el Elefante”, extraído de Udana. La Palabra de Buda: 

"En otro tiempo existió un rey en Sâvatthi. Ese rey llamó un día a uno de sus servidores y le dijo: Ve tú, buen servidor, y reúne en un mismo lugar a todos los ciegos de nacimiento que se encuentran en Sâvatthi'. Diciendo: “Sí, señor', aquel servidor, obedeciendo al rey, reunió a todos los ciegos de nacimiento que había en Sâvatthi, y retornó a donde se encontraba el rey y una vez ahí le dijo al rey: 'Ya están reunidos, señor, todos los ciegos que se encuentran en Sâvatthi'. 'Muéstrales ahora, buen servidor, a esos ciegos un elefante'.

Y aquel servidor, diciendo: “Si, señor', obedeciendo al rey, les mostró a los ciegos un elefante. A algunos ciegos les mostró la cabeza del elefante y les dijo: “Así es, ciegos, el elefante'. A algunos ciegos les mostró la oreja del elefante y les dijo: 'Así es, oh ciegos, el elefante'. A algunos ciegos les mostró el colmillo del elefante y les dijo: 'Así es, oh ciegos, el elefante'. A algunos ciegos les mostró la trompa del elefante y les dijo: 'Así es, oh ciegos, el elefante'. A algunos ciegos les mostró el cuerpo del elefante y les dijo: “Así es, oh ciegos, el elefante'. A algunos ciegos les mostró el pie del elefante y les dijo: “Así es, oh ciegos, el elefante'. A algunos ciegos les mostró la pata del elefante y les dijo: “Así es, oh ciegos, el elefante'. A algunos ciegos les mostró la cola del elefante y les dijo: 'Así es, oh ciegos, el elefante'. A algunos ciegos les mostró el extremo de la cola del elefante y les dijo: 'Así es, oh ciegos, el elefante'.

Aquel servidor, después de haber mostrado a los ciegos el elefante, se acercó a donde estaba el rey y, habiéndosele acercado, le dijo: “Señor, los ciegos ya han visto el elefante, haced ahora lo que os parezca conveniente Y entonces aquel rey, se acercó al lugar a donde se encontraban los ciegos y una vez ahí, les dijo: 'Ciegos, habéis visto al elefante?'

'Lo hemos visto, señor'.
'Entonces decidme, oh ciegos, ¿cómo es un elefante?'

Los ciegos que habían visto la cabeza del elefante dijeron: 'Señor, el elefante es como un cántaro'. Los ciegos que habían visto la oreja del elefante dijeron: 'Señor, el elefante es como un cestón para aventar el trigo'. Los ciegos que habían visto el colmillo del elefante dijeron: 'Señor, el elefante es como un diente de arado'. Los ciegos que habían visto la trompa del elefante dijeron: “Señor, el elefante es como un timón de arado'. Los ciegos que habían visto el cuerpo del elefante dijeron: 'Señor, el elefante es como un granero'. Los ciegos que habían visto el pie del elefante dijeron: “Señor, el elefante es como la base de un pilar'. Los ciegos que habían visto la pata del elefante dijeron: 'Señor, el elefante es corno un mortero' - Los ciegos que habían visto la cola del elefante dijeron: 'Señor, el elefante es como una mano de mortero'. Los ciegos que habían visto el extremo de la cola del elefante dijeron: 'Señor, el elefante es como una escoba'. Y diciendo: 'El elefante es así, el elefante no es así, el elefante no es así, el elefante es así', aquellos hombres empezaron a golpearse con los puños. Y el rey estaba encantado.

Del mismo modo, los mendicantes de otras sectas son ciegos, carecen de ojos, no conocen el bien, no conocen el mal, no conocen la doctrina, no conocen lo que no es la doctrina. Y al no conocer el bien, al no conocer el mal, al no conocer la doctrina, al no conocer lo que no es la doctrina, se pelean, riñen, disputan y viven agrediéndose unos a otros con palabras hirientes: 'La verdad es así, la verdad no es así; la verdad no es así, la verdad es así”."

Una reproducción de la historia viene en el MGK, les comparto la parte importante de ella:




Este hermoso cuento (el original claro está) nos enseña a no juzgar el todo por solo aquello que tenemos a nuestra disposición, creo que este error comúnmente lo llamamos “generalizar” y un buen ejemplo lo tenemos en la siguiente tira:

Esta tira viene con su acostumbrado texto explicativo: “Desgraciadamente, la desubicación, el deseo de “editar” sin una verdadera preparación, es parte del gran estancamiento y muerte de la industria de la historieta mexicana.” 

Como nuestros amigos “profesionales” se encontraron una negativa de parte de un “empresario” para apoyar su comic asumen que “la desubicación, el deseo de “editar” sin una verdadera preparación, es parte del gran estancamiento y muerte de la industria de la historieta mexicana”.

Pensando que esta situación se haya repetido al grado de afectar a la “industria”, cosa que dudo, no se necesita ser un profesional para ver el problema en este caso, el inconveniente no está en el novato que desea publicar sino en el que arriesga su dinero sin conocer la viabilidad del proyecto.



4 comentarios:

  1. Yo había conocido esta historia, de los ciegos y el elefante, en un libro de la primaria, pero ahí deliberan entre ellos como es el animal en base a cada una de las aportaciones que uno por uno da; se enfatizaba pues el valor del concenso y para mí es más significativa la historia así.

    ResponderEliminar
  2. No me había tomado la molestia de ver la tira de A.R.D.O.R. de esta semana, Don Monero. De verdad que los idiotas son genios a la hora de encontrar pretextos para sus fracasos.

    De entrada, si ellos se dicen profesionales entonces yo me puedo declarar campeón de ajedrez de la Rusia Neocomunista, jajajaja. Y luego, resulta que ellos no pudieronseguir sacando su puta burrada de cómic chafo por que un sólo cómic no resultó a un sólo empresario. ¿Y los demás cómics que sí se venden? ¿Y los demás empresarios? Como si esa fuera la única opción.

    Pero ¿por qué chingados tienen que andar pidiendo a un empresario que gaste en su panfleto, en vez de saber ahorrar, administrarse y ellos mismos arriesgar su propia lana para sacar su publicación? ¿No creen en ella, están conscientes de que es una chingadera, o de plano sólo saben transar gente?

    Lo más idiota es eso de que "el cómic será mensual", cuando ni la renta la pueden entregar mensual, jajajaja. ¿Esperaban que el empresario les estuviera inyectando efectivo cada pinche mes? Porque así suenan sus fantasías, queriendo que haya un pobre pendejo que les de lana sin parar durante 2 años a ver si pega y empieza a ser redituable, así tenga que estarlos manteniendo otros 5 años para recuperar inversión completa y ver beneficios, mientras se acumulan los penosos invendibles en toda su pocilga.

    Acepten su culpa, mediocres. Y ya dedíquense a vender chocolates con envoltura de invendible, jajajajaja. XD

    ResponderEliminar
  3. Meteorix se vendió bastante bien (mejor que Karmatrón, al menos), y salió después del Cinacross. La última vez que me fijé, Soulkeepers se vendía hasta en el 7 Eleven, y por supuesto que Soulkeepers es posterior a Cinacross. Pero parece que el chiste es excusarse de su fracaso (que no puede ser negado ni siquiera por ellos), aunque sea de manera por demás infantil, lastimera y transparente.

    Y yo también tengo mi parábola.

    Cuenta el sabio Hartacharanda que esto ocurrió en los días previos al colapso de la #Hyndustria.

    Cierto día, el Destino quiso que todos los moneros de México estuviesen juntos, y frente a ellos apareció un gran animal.

    -¿Qué nombre tiene ese animal?- preguntó un monero que no había comido pescado de niño.

    -Ése animal es el Futuro del Cómic Mexicano- respondió el Destino.

    Todos los moneros ahí reunidos rodearon al enorme y magnificente animal, cada uno acariciando, sopesando y tocando cierta parte de su anatomía.

    Hubieron algunos que tocaron la trompa del animal, y se maravillaron de su dureza y flexibilidad. Entonces dijeron "nos volveremos flexibles y recios como este animal" y se aventaron a hacer monos por la libre, en cualquier medio y estilo que les diera cabida. Como eran recios, soportaron las penurias del oficio y quienes pudieron, progresaron.

    Hubo otros que estudiaron los colmillos del animal, agudos y poderosos. Dijeron "nos volveremos fieros y agresivos como esta bestia" y se lanzaron a tomar el medio por asalto, trabajando duro y autopromocionándose de modo implacable. Quienes no aflojaron la ofensiva y demostraron talento, progresaron.

    Hubo quienes tocaron la piel del animal, y notaron que era una coraza de piel gruesa, rugosa e impenetrable. Éstos dijeron "Al igual que el áspero pellejo de esta gran mole, nosotros no hemos de ser agradables al ojo, pero en cambio, invulnerables a todo". Éstos monearon con calidad dudosa, pero cualquier crítica rebotaba en ellos sin hacerles el menor daño. Ajenos a los dimes y diretes, los mejores (o menos peores) entre ellos se hicieron de un modesto grupo de seguidores.

    Otros notaron el miembro del animal, grande incluso en proporción a su gran tamaño. Para éstos pocos, la decisión fué sencilla. "Me volveré una gran verga". Y así pasó. Éstos selectos moneros triunfaron en San Diego, Nueva York, Angouleme y otros sitios donde se congregan los que sí son vergas.

    Pero hubo unos moneros que, por estar practicando ritos dogmáticos, estúpidos y sectarios, llegaron tarde y no pudieron procurarse un buen lugar alrededor del gran animal. El único sitio con espacio disponible para aproximarse al animal fue su culo. Como el líder de los moneros sectarios estaba ya dando el viejazo, no podía ver bien, ni siquiera a una bestia de tal tamaño. El líder sectario demandó ser cargado en vilo para poder inspeccionar al colosal animal de cerca, ya que estaba muy alto. Habiéndose situado justo frente al ano del animal, éste sintió ganas de cagar, y expulsó suficientes plastas de mierda para cubrir al sectario mayor y a sus discípulos. El sectario cincuentón sintióse inspirado. "E-esteee... a-al igual que este...eh, animal, expulsaré... ehhh... mierda cuando, cuando alguien quiera, eh, dirigirse a mí, asíii... frente a frente, al mismo nivel. Permaneceré... eh, permaneceré oculto en los resquicios más desagradables, y... esteee... sólo, esteee... serviré para traer al mundo puros desperdicios. ¿Qué más, Hoachín?"

    ResponderEliminar